Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

30 nov. 2010

El número 23.

porque todo cambia
las reglas de la vida, la magia de los encuentros, mis vueltas sobre el árbol.
el universo que conspira para hacerme crecer
¿dónde quedó la nena que tomaba la merienda y soñaba con la magia de los dibujitos animados? ¿qué pasó con esa nena que ahora piensa que sus santos son los muertos por mano propia?
Qué habrá pasado que la fe se durmió durante tanto tiempo y dejé que las malas hierbas invadieran este pedazo de tierra. Habrá pasado un hombre, una traición. Habrá pasado la enfermedad con la que lucho todos los días, esa que me cierra la boca y mata mis glóbulos rojos de a poco. Esa que es el suicidio encubierto, el suicidio de los cobardes. ¿Qué habrá pasado que la nena se rindió?
La nena que se vuelve serpiente con la esperanza de tener la sangre fría. Y no lo logra.
el universo habla, me toca con sus manos. la izquierda siniestra y la derecha sanadora. Allí donde caí de rodillas puso un resorte para volver a empujar. El límite es el cielo.

no me detengo.
no tendré la sangre helada como quería, pero aprendí a cambiar la piel. soy un ser que se transforma. la tierra es agua y yo soy un pez. las corrientes me llevan, pero no me pierden. puedo crecer y no morir ahogada. ya no me ahogo más.

el demonio que vive adentro de mí a veces me grita barbaridades. insulta mis logros y mis sonrisas. me pregunta quién soy. y yo le digo que no sé. en mi castillo nunca hubo un espejo en el cual mirarme. tampoco un molde en el cual cocinarme.

hubo siempre ideales inalcanzables. el límite es el cielo y yo miré tantas veces al diablo en la cara que lo convencí de quedarse a mi lado. pero ya no está acá.

soy un collage de palabras. de voces que se encuentran y discuten. que a veces tironean mi interior hasta rasgarlo. y en esos quiebres, la sangre se desplaza, tibia, sanadora. la sangre canta como un río y me adormece. en el fondo estoy yo. es tan difícil llegar.

21 nov. 2010

P

Los mejores momentos
no se dicen
no se escriben

simplemente
se guardan en el pecho.

Cierro los ojos para conservar
la imagen gloriosa de tu sonrisa.

Amanece
y el azar
me ilusiona
pero después
me vengo a dormir
sola
sin vos.

No puedo decir nada.
Todo muere en mi pecho.
Todo empieza y termina allí.

14 nov. 2010

Long Gone Before Daylight

Ganas de abrazarte
Ganas de salir corriendo a donde estés.
Ganas de llorar.

Ganas de todo.

De no escuchar más a nadie,
de no aguantar más a nadie.
De viajar.

Ganas de dejar todo atrás.

Dejarme a mí misma atrás. Eso es lo más importante.
Olvidarme de mí
y de mi historia.
De mi enfermedad
y de mis culpas.

De mi manía de intentar
arreglar todo.
Sanar todas las heridas
(menos las propias, por supuesto).

Amaneció
y estuve tan triste
que hubiera desaparecido.

7 nov. 2010

Alone.

alguien tendría que hacer algo con mis sueños.
con mi eterna manía de meter la risa donde no debo.
La sonrisa.
Alguien debería avisarte que me llevás en tus manos.
Te huelo.
Animalmente, ferozmente.
Te huelo.
Tu aroma llama a mi esencia más primitiva.
Afilo los dientes
pero sencillamente
sonrío.

Me vuelvo mala.
Ácida.
Dura.

Trato de castigarte aunque no sepas por qué.
Me mirás con gestos que no entiendo.
Sigo atacando
como puedo
a través de la niebla
trato de acertar.

TRATO DE ENTENDER.

Nadie más sabe.
Vos no sabés
y te vas.

Yo me quedo sola.
pero no me sorprende

yo siempre estoy sola.