Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

9 sept. 2009

"Estoy predicando existencia"


Si se pudiera simplemente decir
que vivimos.
Sólo
sujeto y vida
sujetos y existencias
Sin modificadores
ni circunstancias
Sin adjetivos imperfectos
Sin predicar otra cosa
más que la vida
que la existencia.

Existir sin tiempos
ni lugares
ni modos
sin objetos que nos afecten
directa o indirectamente.

Sujetos existiendo
y nada más.

Si pudiéramos aferrarnos a la vida
como viene
sin desesperarnos
sin hacerla compleja
y compuesta
de cosas que no son
el verbo (divino)

no estaríamos esta noche
reclamándonos
ausencias
extrañando todo lo que somos.

Porque lo que somos
(o lo que fuimos)
es más simple
más primitivo

pero lo perdimos.

Don't panic

Amaneció tu cama
bajo nuestras almas
y yo suspiré
la trasnoche
y la cerveza caliente
en el piso de tu habitación
a oscuras.
Vos arremetiste contra mi cuerpo
con la brutalidad de la primavera
y entre tormentas del afuera
inventamos la burbuja del adentro.
Los cigarrillos incontables
acurrucados
(como yo)
sobre tu pecho.

Me extirpaste las pesadillas
con besos
y yo empecé a sonreír
en el miedo.

23 ago. 2009

Todo lo que usted siempre quiso saber sobre Chongos


Recordando mi anterior post, voy a hablar de los chongos. Para quien no haya visto el post anterior, recomiendo que lo lean para saber exactamente de lo que estamos hablando, pero por las dudas haré un breve resumen de lo dicho previamente.
Para empezar, vale la pena explicar qué es un chongo. Un chongo será aquel individuo masculino que preste sus servicios sexuales exclusivamente sin esperar nada a cambio: es decir, no tendremos con él ningún tipo de implicancia sentimental. El caballero no tendrá por cierto ningún privilegio en nuestras vidas, así como tampoco nosotras lo tendremos en la vida de ellos. Sencillamente, la interacción entre ambos será similar a un intercambio de favores.

Decididamente, esto está mejor explicado en el código que posteé anteriormente, ante cualquier duda remitirse allí.

Ahora, como siempre, y por el simple hecho de que son hombres, los chongos pueden traer problemas. No tengo muy en claro (como en veces anteriores) para dónde rumbeará esta nueva entrada del blog, creo que sencillamente me dedicaré a narrar algunas anécdotas...

Ayer por la noche meditaba acerca de la edad ideal del chongo. Decididamente, creo que la edad ideal es cercana a los treinta. ¿Un poco mucho tal vez? (sobre todo si consideramos que quien les escribe todavía ni siquiera llegó al cuarto de siglo) Puede ser que parezca mucho, pero los treintañeros tienen algo que los de veintitantos no: son más directos. Procedo a explicarme:

¿Qué es lo que buscamos en un chongo? Que se diga con todas las letras: lo que buscamos en un chongo es sexo. Un buen polvo. Como quieran decirlo, con mayor o menor delicadeza, es eso. No buscamos mimos, no buscamos compañía, no buscamos compromiso ni mucho menos. Para evitar cualquier tipo de ramificación de lo que para nosotras es sencillamente sexo, es necesario que nuestro objetivo sea cumplido rápidamente. Y eso, debo admitir, los treintañeros lo tienen muy muy MUY claro.
Esto es así, una suerte de verdad universal: si un treintañero te echa el ojo y vos le das un mínimo de lugar, lo más probable es que esa misma noche termines en la cama con él. No suelen tener muchas vueltas, te dicen con todas las letras que te tienen ganas, que quieren salir con vos y ni bien accedas, no van a demorar en partirte la cara de un beso y un par de horas después en deslizar la sugerencia de ir a otro lugar.

Lamentablemente, los de veintipico no son así. Principalmente porque todavía conservan en su interior GRANDES dosis de histeria. Yo no sé si es porque les faltan mujeres en su historia o porque les faltan desilusiones, pero lo cierto es que tienen más vueltas. Todavía tienen más miedo a la exposición, necesitan sentirse más importantes, más perseguidos, más difíciles. Por lo tanto, antes de llevarte directamente a la cama van a estar semanas enteras tirándote indirectas, haciéndote ojitos, sonriéndote picarescamente, Y UN GRAN ETC.

(No sé si es que yo ya me cansé, o que realmente en este punto de mi vida lo único que estoy buscando son chongos, pero el tema de los rodeos y el histeriqueo y la espera me ponen de la nuca. Será por eso que hace ya un tiempo que decidí pasarme al bando de los treintañeros).

Por lo tanto, sí, los de treintipico son los mejores chongos. Tienen otros beneficios además, que procederé a enumerar:

- La gran mayoría son trabajadores estables. ¿En qué nos beneficia esto? En que van a pagar todo. Ni más ni menos. Si nos llevan a pasear, a tomar una birra, al cine trasnoche, lo que sea, van a tener los fondos para pagarlo.

- La gran mayoría ya viven solos. No sé si hace falta aclararlo, pero lo hago por las dudas: A la hora del sexo, no tenemos que andar buscando un telo, esperando una habitación libre, limitarnos al turno ni pagar por el lugar.

- Pueden llegar a tener auto. No hace falta que diga más al respecto. TODAS sabemos lo que es el auto.

Esos son los grandes plus de los treintañeros. Tres ítems que nos hacen la vida mucho más fácil.

Sin embargo, yo he experimentado una contra. Si elegís un treintañero como chongo y tenés mi edad (o una edad cercana), lo más probable es que necesiten sentirse en control todo el tiempo. Es decir, querrán dictar tiempos y lugares de citas. Y cuando una no obedezca, los más probable es que se sientan descolocados y/u ofendidos. Me ha tocado tener que escuchar comentarios ácidos, sarcásticos y filosos hacia mi persona después de cancelar una cita con uno de mis chongos treintañeros: "señorita toco y me voy" , "¿el viernes que viene nos vemos o tenés pensado mudarte de país?", "pensé que después de tantos fines de semana fantásticos que estás teniendo, no ibas a querer volver". Sí, los comentarios rozan entre el insulto y el patetismo. Cuando empiezan a aparecer esta suerte de comentarios, YO recomiendo cambiar de chongo. Emprender una nueva cacería y a ese quejoso, llorón y susceptible dejarlo para siempre.

5 ago. 2009

C h o n g o s


Me parece importante hacer una cita en este, mi blog. Lo que van a leer a continuación es el tan afamado "CÓDIGO DEL CHONGO". Podemos encontrarlo fácilmente por la red, en Facebook, en cadenas, en páginas de humor, etc. En este caso, yo lo estoy extrayendo de:

http://www.elforro.com/humor/140804-codigo-del-chongo.html


¿Por qué la importancia? Está en mis planes a futuro hacer una breve entrada sobre los chongos y su rol en nuestra femenina vida, así que para evitar caer en explicaciones agotadoras, me dispongo a copiar este código con el cual coincido casi de pe a pa.

Así que, acá va, EL CÓDIGO DEL CHONGO.

CODIGO DEL CHONGO

“Las trolas sean unidas, porque esa es la ley primera, si por los chongos se pelean, se los devoran las de afuera”

CHONGO: “Juguete” sexual humano prestador de sus servicios, que, como a un Tamagochi necesita de cuidado y mantenimiento, los cuales pueden ser utilizados ya sea por trolas solteras, de novia, casadas, divorciadas, viudas y varios en un mismo período de tiempo.

Art 1. Vigencia del chongo: Luego de 2 años consecutivos de no utilizarlo, caduca su exclusividad, aunque la utilización del mismo debe ser aceptado por la trola que lo usó la primera vez.

Art 2. No olvidarse objetos personales en la casa del chongo, puede ser mal interpretado.

Art 3. Al chongo no se le expresan sentimientos, ni buenos, ni malos. Es chongo y san seacabó.

Art 4. Al chongo no se le dan ni se le piden explicaciones.

Art 5. Al chongo no se lo debe saludar con un “pico”, salvo excepciones.

Art 6. Si el chongo se pone sentimental, automáticamente cambiar de tema (política, salud, medioambiente…)

Art 7. Al chongo no se lo extraña, solo se “extraña” su miembro viril.

Art 8. Los amigos y/o familiares de mi chongo, son los futuros chongos de mis amigas.

Art 9. La familia del chongo no existe, no interesan cumpleaños, aniversarios, etc.

Art 10. A más de 400 km. la trola que tenga novio puede hacer uso de un chongo sin calificar a tal acción como infidelidad. Se entenderá que la pobre trola se siente sola.

Art 11. Si la trola tiene hérpes o esta con su período, para un mayor aprovechamiento del chongo, puede donar o NO al mismo, hasta que los virus desaparezcan.

Art. 12. El chongo tiene prohibido revisar celulares, carteras, etc.

Art 13. El chongo no llama a la casa, solo al celular.

Art 14. El chongo no debe caminar de la mano ni abrazar a la trola. Puede haber algún otro chongo dando vueltas por ahí.

Art 15. Al chongo no se le da regalo de cumpleaños, ni presentes traídos de las vacaciones (alfajores Havanna, vinos, Garotos, foquita de Mardel, etc.)

Art 16. Con el chongo se puede innovar en todo lo que sea investigación sexual, sea: Películas porno, posiciones, sado, juguetitos, tríos, cuartetos y demás participantes…

Art 17. Chongos eran los de antes, si encontrás alguno de esos, no lo largues, están en extinción (el sodero, el lechero…).

Art 18. El chongo que se pone celoso, se tira. Será reemplazado por uno sin sentimientos.

Art 19. El chongo se debe esmerar para mantenerse como tal, ya que hay mucha competencia en el mercado, y su puesto es fácil de reemplazar.

Art 20. Las trolas podemos adquirir diferentes personalidades de acuerdo al chongo que nos acompañe. (la intelectual, la buenita, la trola propiamente dicha, y muchas mas…)

Art 21. El chongo no debe ser criticado por las trolas amigas. Este tiene derecho a ser feo, gordo, pelado, peludo, sin importar su religión, creencias, etc..

Art 22. El chongo con novia será considerado como tal, sí y solo sí, se garcha a la trola al menos una vez cada 15 días.

Art 23. Cuando la trola se pone de novia, todos sus chongos pierden validez, salvo que lo siga utilizando con periodicidad, poniéndolos así, al servicio de las demás trolas amigas.

Art 24. El chongo debe pagar mínimamente el TELO, sin excepción, y si le da el bolsillo, todo lo demás.

Art 25. Si el chongo es curioso, la trola se lo hace sentir. (Ej: “Que te importa…”, “…cosas…”)

Art 26. Las trolas no somos celosas, pero queremos creer que somos las únicas, por eso, si el chongo nos cuenta alguna “aventurita” podemos aplicar el recurso utilizado en el Art 6.

Art 27. Al chongo no se lo “lleva” a la sesión terapéutica, sólo cuando ésta remita a un cambio de actitud de la trola.

Art 28. Mientras la relación chongo-trola dure, no hay límite de tiempo.

Art 29. La trola no debe esperar la iniciativa del chongo, cuando ella lo desee, podrá tomar las riendas para el encuentro.

Art 30. Al chongo hay que hacerle sentir que es chongo.

Art 31. La trola debe tener cuidado en no juntar el ganado, salvo que todos los presentes quieran participar simultáneamente.


SERÁ JUSTICIA



LLAME YA!!! ATEP: Asistencia a la Trola En Problemas: 0-800-ATEP.

Nota: Cada trola debería pertenecer a un comité, el cual se reunirá en caso de que algún artículo sea violado, para definir la condena o modificación del código.


AMEN.




Este es entonces el código del chongo, lo dejo publicado para que reflexionemos sobre él. Más adelante, un día que no esté trabajando (o haciendo como que), lo analizaré debidamente.

2 ago. 2009

Al lado del camino - Fito Páez


me gusta estar a un lado del camino
fumando el humo mientras todo pasa
me gusta abrir los ojos y estar vivo
tener que vérmelas con la resaca
entonces navegar se hace preciso
en barcos que se estrellen en la nada
vivir atormentado de sentido
creo que ésta, sí, es la parte mas pesada

en tiempos donde nadie escucha a nadie
en tiempos donde todos contra todos
en tiempos egístas y mezquinos
en tiempos donde siempre estamos solos
habrá que declararse incompetente
en todas las materias de mercado
habrá que declararse un inocente
o habrá que ser abyecto y desalmado
yo ya no pertenezco a ningún ismo
me considero vivo y enterrado
yo puse las canciones en tu walkman
el tiempo a mi me puso en otro lado
tendré que hacer lo que es no debido
tendré que hacer el bien y hacer el daño
no olvides que el perdón es lo divino
y errar a veces suele ser humano


no es bueno nunca hacerse de enemigos
que no estén a la altura del conflicto
que piensan que hacen una guerra
y se hacen pis encima como chicos
que rondan por siniestros ministerios
haciendo la parodia del artista
que todo lo que brilla en este mundo
tan sólo les da caspa y les da envidia
yo era un pibe triste y encantado
de Beatles, caña Legui y maravillas
los libros, las canciones y los pianos
el cine, las traiciones, los enigmas
mi padre, la cerveza, las pastillas los misterios el whisky malo
los odios, el amor, los escenarios
el hambre, el frío, el crimen, el dinero y mis 10 tías
me hicieron este hombre enrebelado

si alguna vez me cruzas por la calle
regálame tu beso y no te aflijas
si ves que estoy pensando en otra cosa
no es nada malo, es que pasó una brisa
la brisa de la muerte enamorada
que ronda como un ángel asesino
mas no te asustes siempre se me pasa
es solo la intuición de mi destino

me gusta estar a un lado del camino
fumando el humo mientras todo pasa
me gusta regresarme del olvido
para acordarme en sueños de mi casa
del chico que jugaba a la pelota
del 49585
nadie nos prometió un jardín de rosas
hablamos del peligro de estar vivo

no vine a divertir a tu familia
mientras el mundo se cae a pedazos
me gusta estar al lado del camino
me gusta sentirte a mi lado
me gusta estar al lado del camino
dormirte cada noche entre mis brazos
al lado del camino
al lado del camino
al lado del camino
es mas entretenido y mas barato
al lado del camino
al lado del camino

El amigo fiel (o El oportunista)


La pregunta acerca de si existe la amistad entre el hombre y la mujer ha recorrido el mundo incesamente. Miles de teorías se debaten en luchas encarnizadas a diario. Algunos, es mi caso, defendemos la amistad entre géneros con todo nuestro corazón. Otros creen que es imposible.

Enmarcándonos en esta eterna duda, vamos a hablar de los amigos fieles que tienen las mujeres. Obviamente no me refiero a los verdaderos amigos, de esos yo tengo muchos. Los verdaderos amigos son esos que te cuidan, te abrazan cuando llorás, se te cagan de risa cuando te ponés extremadamente feminista y no se olvidan nunca de que sos mujer, pero eso no los reprime en su posición de hombres. Es decir, saben que sos mujer, no te incluyen en sus rituales de comer veinte hamburguesas o cagarse a trompadas cuando están en pedo, pero tu presencia no va a modificar ninguna de sus conductas.

El amigo fiel es otra cosa. Veamos las características de este individuo:

Por lo general, se comporta como un amigo cualquiera. Se junta a tomar birra con nosotras, mate, o a comer en mc donald's. Podemos salir con él a pasear, contarle nuestras intimidades y hasta quizás nos provea de muy buenos consejos. El amigo fiel es un buen amigo, por lo general (yo no dije nunca que en este blog sólo se iba a hablar mal de los hombres).

Sin embargo, hay algo raro en este "amigo". Lo presentimos desde siempre. Probablemente, alguna vez en una noche de fiesta, los dos con nivel etílico elevado, se hayan comido la boca y quizás hasta algo más. Y desde esa vez, el aire es un poco denso entre los dos, se pierde la normalidad. Tanto él como vos (o como yo) podemos hacernos los distraídos, festejar la amistad, ja ja ja, ir a tomar una cerveza, etc. Pero cuando estás sola con él, siempre vas a estar un poco a la defensiva.

Porque es así, el amigo fiel, como bien lo sostengo en el título, es un oportunista. Sabe medir perfectamente cuándo una está reticente al tacto y cuándo estamos más fáciles que la tabla del uno. Y ahí es cuando actúan. Además, no tiene ningún miedo al fracaso: da primeros pasos sin que dudar. Él sí que no es la clase de hombre histérico: sabe lo que quiere, reconoce cuándo puede conseguirlo y se lanza en su búsqueda. Es por esto que pocas veces fracasan, como son primordialmente amigos nos conocen de punta a punta.

Además, y esto hay que reconocérselo con honores, el amigo fiel NO es un tipo rompe pelotas. Jamás se va a sentir herido, o despechado, o va a pretender más de la relación. No va a desaparecer de nuestras vidas en el instante exacto en el que nos pongamos de novias con alguien más, para nada. Va a seguir a nuestro lado, inclinándose a su costado amistoso únicamente. Pero en cuanto vea la oportunidad, pegará el zarpazo nuevamente, sin que eso lo incomode en lo más mínimo.

Es un poco caprichoso, es cierto, ya que no necesariamente SIEMPRE que estemos solas van a recurrir a nosotras. Es que el amigo fiel, nos cueste creerlo o no, tiene una vida aparte, la cual lleva sin ningún cargo de conciencia: novia, trabajo, estudio, amigos, todo se sucede en su vida sin verse perturbado en lo más mínimo por lo que haga o deje de hacer con nosotras. Y esto, a mí parecer, es uno de los puntos a favor de estos caballeros, ya que cuando una accede a tener un encuentro cercano del tercer tipo con alguien que asumimos como nuestro amigo, es porque tenemos el cerebro derritiéndose adentro de un tupperware. Y en esos casos, lo último que queremos es que alguien venga a enroscarnos cual serpiente en un palo. En esos casos sólo buscamos un abrigo físico para pasar el rato y después volver a escarbar en nuestras ideas recalentadas. Por eso el amigo fiel nos es tan útil en nuestras vidas, es absolutamente adaptable (una de las características más importantes para nosotras las mujeres a juzgar por el 99% de las propagandas de protectores diarios y toallitas femeninas).

Por lo tanto, el amigo fiel es un socio agradable para nuestros días. Yo no recomiendo huir de ellos ni hacerles planteos estúpidos ni generar melodrama. Ellos saben cumplir su rol excelentemente.

20 jul. 2009

El Cobarde (más conocido como el peor de todos)


Vamos a empezar con los tapones de punta. Voy a hablar del hombre cobarde. Si me preguntan a mí, un hombre cobarde es el peor de todos. También lo podés conocer como "el que se come los mocos", "el maricón" (sin que esto indique nada referido a su sexualidad), etc, etc, etc.

Pero ampliemos este bello concepto del hombre cobarde, ampliémoslo.

¿Cómo reconocer al hombre cobarde? Es un histérico de primera. Profesional en todo lo que se refiera a jugarretas, histeriqueos, dobles sentidos, insinuaciones, etc. Sí, el hombre cobarde es ese que te levanta la ceja, te guiña un ojo, hace comentarios sobre lo buena que estás, se te queda mirando con una sonrisa picaresca en la cara en medio de un silencio insostenible. Es el mismo que te lleva a cenar despreocupado, que distraído te mete en un bar con luces de velas, o en una plaza paradisíaca de Buenos Aires. El cobarde es ese, sí, sí, estás leyendo bien, ESE.
Claro que sí, es el mismo que te tapa con su campera cuando tenés frío, que en los viajes en bondi compartidos te pasa el brazo por los hombros con disimulo, que te acompaña a ver espectáculos a los que nadie más te acompañaría.

Sí, es un galán. Sin duda. Está más que seguro de todos sus atributos, sabe qué caminos conducen a Roma y vos entrás como un caballo. Vas sonriente, súper arreglada, vestida de muñequita de torta a cuanto lugar tengan en común. Le sonreís, le guiñás el ojo, lo invitás a eventos extraordinarios, hasta te prendés vos también con el doble sentido. Porque hagámonos cargo, a las mujeres nos encanta jugar. Nos encanta seducir y ser seducidas. NOS ENCANTA EL HISTERIQUEO. Todo ese juego previo nos fascina, a todas y a cada una de nosotras. Así que sí, como ganado este hombre nos lleva y nosotras enceguecidas lo seguimos, lo seguimos, lo seguimos...

... y lo seguimos ...

porque acá es donde se devela el hombre cobarde: nunca pero NUNCA se va a hacer cargo del histeriqueo. JAMÁS. ÉL NUNCA VA A DAR EL PRIMER PASO. Vas a salir con él una, dos, tres, veinte veces y nunca te va a dar ni un beso.

¿Y qué pasa si vos le das un beso? Bueno, sí. Ahí sí, te va a corresponder, sin duda. Pero tres días más tarde va a caer en explicaciones estúpidas, odiosas e innecesariamente dañinas del tipo: "Mirá que si estás con otro a mí no me va a molestar", "No quiero que las cosas se enrarezcan entre nosotros", etc. Estoy segura de que sabés a lo que me refiero. Y vos lo vas a querer matar, sí, yo te entiendo. Yo también lo quise matar. Todas esas explicaciones prematuras, indican una sola cosa:

EL TIPO NO SE LA BANCA.

Otra forma de resolución posible es que vos no le encajes un beso. Pero claro, después de meses de sufrir el histeriqueo constante, llega un día en el que ya estás al borde del encabronamiento y lo apurás. De palabra. Le mandás un sms, un msj al Facebook, o por msn. Si, se lo decís con todas las letras que le querés dar y sanseacabó. Mientras esperás la respuesta de él, elegís ropa bien sexy, te cepillás los dientes y te depilás de urgencia, segura de que te va a decir que en cinco minutos te espera en el telo más cercano. Pero, ¡OH, SORPRESA!, el tipo se lava las manos. "No, nosotros somos amigos linda", "Yo si fuera por mí te doy, pero no da porque se pondrían raras las cosas", etc, etc, etc, etc.

Y vos lo querés matar. Y sí, yo también lo quise matar. Es el peor de todos. Si nosotras hiciéramos algo así, ellos tienen un término para describirnos: "calientapava" (y pongo la forma sutil de decirlo, sabemos que usan otra palabra con P). Ahora ellos son re precavidos y probablemente hasta utilicen la carta de "No quiero que se caguen las cosas mal y no volvamos a hablar nunca" ¬¬.

POR LO TANTO (sí, sí, señor director, ya redondeo la idea, no me apure), si conociste a un hombre cobarde, espero haberle hecho honores a tu experiencia. Y si no lo conociste, pero creés estar conociéndolo: CORRETE. Creeme, no querés estar en ese lugar. El tipo es así, cuando está aburrido te histeriquea un poquito, pero que te quede claro, nunca NUNCA va a dormir con vos.

19 jul. 2009

Yo (y por qué yo en un blog como este)


Yo. La de veintinada, recién leía un blog que me pasó mi mejor amiga muy similar a este. Ok, sí, la idea no es original: Vamos a hablar de hombres.

Hoy justo se me había cruzado la idea de empezar a escribir sobre hombres. A mí, la de veintinada. ¡Qué tanto puedo tener para decir! Bueno, bastante. Y lo que no tenga, lo robaré de historias ajenas. Según esta mejor amiga, que reclama la continuación de alguna de mis historias suspendida en el tiempo y el espacio, a mí esto me tendría que salir bien.
Así que me embarco en este nuevo proyecto.

Yo, con mis pocos años, voy a hablar de hombres. Yo, la que tiene muchos amigos varones y pocas amigas mujeres. Justo yo, y trataré de ser justa. Dudo que lo sea. En el amor, nunca se es justo. Porque es cierto, son odiosos, los puteamos, lo reputeamos, juramos y recontra rejuramos que sin ellos estaríamos mejor, que son unos cobardes (uy, cuántas veces me escuché a mí misma decir esto), que son todos iguales... pero no son todos iguales. No son todos cobardes. Algunos muy rapiditos, otros lentos, otros cobardes, otros gays, otros tiernos, otros cavernícolas. Hay de todos los colores. Como nosotras.

Y lo peor de todo, es que los seguimos buscando. Disimuladas, desesperadas, distraídas, o como sea, pero todas los buscamos. Malditos, recontra malditos, malditamente necesarios.









* Me queda aclarar, que las entradas que tengan la imagen de "malditamente necesarios", no corresponden al sitio de Glendora, sino a una suerte de proyecto paralelo que pensaba dedicarse a hablar de hombres, de mujeres y de las relaciones entre ambos. En un momento me parecía una genial idea. Después me di cuenta de que no sabía tanto como para hacerlo. Lo que llegué a hacer, está aquí, en la página del Reptil, con su correspondiente etiqueta de Malditamente necesarios.

15 jul. 2009

anteojos


hoy es el día
me levanto
con los dos pies
izquierdo
y derecho.
un malestar
una piedra atada en los tobillos
y te digo basta
con toda la boca
con todos los dientes.
me paro como un árbol
camino como un tanque de guerra
te digo basta
a vos
ese fantasma cobarde
ese niño cruel
que siempre fuiste.
te digo basta
me cansaste
me cansé a mí misma
basta de tu estupidez ilimitada
basta de tu precaución innecesaria
basta de presencia velada
basta de tus manos en mi cuerpo
retirándose rápidamente
basta de tus palabras mudas.

yo necesito
coraje
viento
tormentas.

vos no podés ser nada de eso
no aprendiste nada
tus ojos todavía no vieron nada.
serás eternamente ciego.

3 jul. 2009

Zoológico

gatos ansiosos en el tejado
polillas estoicas en la hoguera
dos perros famélicos
disputándose un hueso.
Un hombre memorable
envase perfecto para la tragedia
Una mujer gris
espacio abierto a la noche.
silencio invierno
los pies se tocan después del café
sonríen miedo
reconocidos rivales
Ella tirita calor
Él suspira precaución.
lamen la comida pero no la tragan
estiran la mano pero no se tocan
los ojos acarician
abren la boca repleta de besos.

Estallan
en ira y paz
tormenta y piel.

2 jul. 2009

Desayuno.


Otra vez tu cama
como la piedra que me hunde
ahogada
esta historia ya la contamos
muchas veces.
Los nenes se duermen
aburridos.
Yo me disfrazo de mujer
de pantera
arremeto
y vos
como siempre
sos un pollito desangrado.


"Hay mucho de masoquismo en todo esto. Ver cuánto se hieren el uno al otro y a sí mismos"




Nosotros reyes de la tragedia.
Tenemos todo el día para sufrir.
Y nos quedará solamente esta mañana
en la que fuimos felices.
Meter la mano en la jaula de los leones
y pretender que no te la arranquen.
Jardín de las delicias.
Random thoughts.
Recuerdos sueños y palabras que yo digo c o n t o d a s l a s l e t r a s
y vos sinvoz.

Juego
a asustarte.
No merecés el trono
tenés que saberlo.
Veintiún años después
seguís sin merecerte el trono.

25 mar. 2009

Lengua.

Sonríe cristalina la mentira
su boca perfecta silenciosa
sus gestos llenos de mi cuerpo desnudo
madrugada por donde mire

la vereda sureña
los ojos puestos en el norte
¿no sabe que yo tengo la sangre misma
que corre por las venas del desierto?

quisiera que se aprenda mi nombre.
que lo repita hasta cansarse.

Fantasía
Fantasma
Final feliz.

Todo lo tuyo me rompe
me descarga
me vacía.
¿empezará de nuevo
tu tormenta?

La canción dice que antes
de la tempestad
deberíamos hablar.

deberíamos aprender a hablar.
yo también.


22 mar. 2009

Crónica

Conozco tus palabras, tus manos, tus ojos, tus cigarrillos a la madrugada. Me maravillo todavía con tu reinado sobre la sutileza. Y sigo sin entender. Conozco de memoria lo que no entiendo. Siempre mirando con la nariz pegada al vidrio de la pecera. No puedo acariciarte, no puedo hablarte al oído. Lanzo mis burbujas contra el vidrio esperando estrellarlo, estrellarme, destrozarlas. Qué difícil que es vencer a la historia. La tradición que nos enmarca, que nos dicta el libreto de nuestra propia escena. No lloramos, aunque yo lo haría. Me lo prohíbo porque quiero permanecer con el orgullo intacto (justo ahora que logré poner todas las piezas en su sitio no voy a dejarlas desordenarse otra vez).


Me siento a la mesa, me aferro con una mano al vaso, con la otra al cigarrillo. Sonrío. Lanzo palabras, dardos y flores. Caricias y latigazos por igual. No puedo pararme en ningún otro lugar que no sea el medio.
La elección.
Otra vez la elección.

(pero si yo te elijo por sobre todas las cosas - preferiría tu sonrisa a toda la verdad - siempre fue así siempre el primero en la lista siempre el primer planeta de mi sistema solar - no somos mundos distintos, no somos dos planetas diferentes -)


La visión superlativa de tus ojos paseándose por las letras del poema más hermoso que alguna vez se escribió. Y tus ojos en mis ojos y mis ojos en tus ojos y el poema. Lo soñado sucediendo ahora, ayer, ahora mismo. Un lenguaje que vuelve a envolvernos como una sábana. El lenguaje poético de los ojos encontrándose y las manos nerviosas y los silencios abismales y la poesía misma la historia misma escrita reescrita en todo este tiempo.
Nos conozco, nos conozco desde siempre. Fui yo quien nos inventó. Fuiste vos quien nos dio el soplo de vida.


( ¿acaso podría no mirarte maravillada esta noche? - tonight i shine with you -)




Dormir.
Volverte a encontrar.



Cute Graphics

18 mar. 2009

nido de buitres


un montón de nombres apilados
como granitos de arena sobre una piedra
después de ser sacudida por el mar
nombres amontonados
superpuestos
yuxtapuestos
nombres de reales fantasmas
pájaros que traen nombres
me río en su cara
despiadada
desprecio su vuelo nocturno
sus palabras pesadas como yunques
me agobian
asesinan mis poemas
yo me río
los desprecio
los vomito
los señalo
Al final del día les doy la espalda.

7 mar. 2009

AGRADEZCO


- (la otra cara de la moneda)

Agradezco por haberme despertado esta mañana
pero más aún agradezco por haberme dormido la noche anterior.
Agradezco a mis ojos por hallar consuelo en las letras
y a mis oídos por hallarlo en la música.
Agradezco a mi padre por hacerme buscar siempre lo que no soy
y ayudarme a crearlo, inventarlo.
A mi madre por no soltar nunca las riendas (sobre todo las mías).
A mi hermana por hacer de meta.
Agradezco a esos hombres que elijo como pares
los amigos
los incondicionales
los que tocan mi alma sin rasgarla.
los dueños de mi sonrisa.
Agradezco a esas pocas mujeres que lograron conmoverme.
Las mujeres reales
las que hacen piedras con sus lágrimas
y se defienden
y construyen.
Agradezco ser parte de ellas
su suave compañía llena de perfumes y colores.
Agradezco a las palabras por haber acudido a mí cuando la voz fallaba.
Agradezco al primer hombre que me rompió el corazón
Y también al último.
Al primero por haberme enseñado mundos nuevos
por obligarme a reconstruirme
Por su voz imborrable a través de los años
por su capacidad única de supervivencia
(la cual me contagió con besos no dados).
Por su permanencia a veces etérea y otras palpable
llena de ojos indefinidos y silencios de colectivos.
Al último hombre le agradezco por haberse ido.
Por haberme puesto a prueba
y demostrarme que yo puedo, yo existo, yo lloro, yo río, yo muero
pero siempre, siempre, avanzo.
Por haberme enseñado el valor de las palabras dichas
y el filo de las calladas.
El peso de la verdad.
El dolor de la incertidumbre.
Por haberme hecho dudar de quién soy, cuánto valgo, cuánto puedo.
Sin él jamás hubiera podido verme tan clara en los abrazos
las palabras
las caricias
de los hombres de verdad
Los que llevan la sangre en el corazón.
Agradezco haber aprendido más de mí que de otros.
Agradezco no tener miedo
no tener culpa.
Agradezco a mi frente por quedar siempre en lo alto
Al mar por acunarme
A los poemas por darme voz
A la música por el calor
A los amigos por la vida
Al amor por la verdad.
Sin verdad nada es posible.

PERDÓN


- (una cara de la moneda)

Pido perdón por haber sido un fantasma del día
por haber mentido las sonrisas
y las promesas.
Por no haber llorado en público antes.
Pido perdón por las marcas que llevo en el cuerpo
estigmas de mi propia crueldad
propia sangre cruel desgarrada.
Pido perdón por haber equivocado el camino
por haber elegido ser una voz en la lejanía
por haber elegido escuchar las voces de las muñecas vestidas de luto
Mi luto impenetrable.
Pido perdón por las noches malgastadas
por los pulmones consumidos.
Pido perdón por la noche entera
en la que conocí a cada uno de estos hombres
hoy tan fantasmas como yo
hoy pueden tocarme
destronar mi sonrisa automática
Pido perdón por el brillo de mis ojos al mirarte
por haberme entregado una vez más a la calma del amor
en lugar de dejarme yacer en la apatía.
Pido perdón por haber resplandecido alguna vez
Por mi lucidez inaudita de palabras jugadoras
que nunca saben como la verdad
pero que están hechas de ella
Pido perdón por mi llanto honesto en la vereda
en el piso del living, del cuarto.
Mi llanto en todos los rincones de esta zona sur
tan mía
tan lejos.
Pido perdón por haberme nombrado reina de la lejanía
Pido perdón por haber prometido algo que no voy a cumplir.
Pido perdón por cada vez que no pedí ayuda.
Por cada vez que no dije que pasar la noche era una batalla.
Pido perdón por no gritar
por no patalear
por no estar llorando en la esquina de una casa
(necesariamente la tuya).
Por haberme olvidado del dolor.
Del zorro del dolor escondido en esa forma de no ver
no ver nada
y yo viéndolo todo.
Tan en lo distante tan afuera que no sé cuál es el adentro.
Cuento las caídas como peones de ajedrez
que mueren en el campo de batalla.
Yo me muero en la orilla
princesa
(y nunca reina)
de la intensidad.
Yo sólo quería mirar el abismo
yo sólo quería ahogarme
y hoy lo logro.
Y pido perdón por quedarme sola
por irme
por nunca más volver.

13 feb. 2009

Fecha.


no celebrar
ningún nacimiento
ningún festival
ningún color rojo
o rosado
nada dulce.
simplemente esperar
la tormenta.

12 feb. 2009

Cero.


Volvemos a empezar
en otro lado
Yo también hice lo que me dieron ganas
No puedo culpar a nadie de mi vida
(sí, y ya sé que le estoy robando a Cortázar sus palabras
pero son las más precisas).
Espero que este lugar en el que estoy
no tenga más puentes
no tenga salidas
una isla
un desierto.
En busca de nuevas historias
nuevas palabras.