Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

29 sept. 2010

Birth - The Sword & the pen - Regina Spektor.

Tuve que parir al silencio para que me creyeras. Para que vieras las heridas. Y te las apropiaras.
Ahora sin vos no tengo más qué decir. No estoy segura de querer volver a hablar. Este silencio es lo último compartido, la última ola remontada, la espuma de esa ola enredada en los dedos de tus pies, y también en los míos. Sólo nos queda este silencio que di a luz y que me dio a sombra. Ya no te veo. 

Ya nunca voy a volver a verte.

El pecho partido al medio.
Vomito sangre.

No voy a volver a ser la misma. No voy a volver a las palabras. Son tuyas, las dagas del renglón son tuyas. Mío será el ritmo mortuorio.


...I don't wanna live without you...

25 sept. 2010

War.

Se acabó la tregua. Las máscaras se caen. Escucho voces.
Veo.


Nunca te di lo que no tengo. La prueba es la desnudez impoluta de mi alma. Ni te pido que me devuelvas mi inocencia.


Eso es ayer.
Hoy para mí el horizonte que amanece.


Sos por fin el demonio que resume todos mis males. Te destroné. 


Ya no me importa si ese trono queda vacío para siempre.


Te equivocaste de nuevo, yo no necesito señalar tus faltas. Se te escapan por los bolsillos, entre los dientes. El disfraz te despellejó al caerse. Te huelo herido en el viento del sur. 


Estás solo en esto.
Por propio designio.


Es que vos también te construiste único. Es tu virtud, pero también tu castigo. 




Si alguien lo entiende soy yo





23 sept. 2010

Traspapelada III

¿Serás
tan sólo
una imagen?







* Vaya uno a saber en qué estaba pensando. O en quién... La encontré entre los borradores, esa frase así, descarnada. Desnuda. Andá a saber.

22 sept. 2010

Diarios

Nada. Pero no es la misma de siempre. Es, hoy, una nada henchida de presagios. Una resignación activa. Estuve pensando que nadie me piensa. Que estoy absolutamente sola. Que nadie, nadie siente mi rostro dentro de sí ni mi nombre correr por su sangre. Nadie actúa invocándome, nadie construye su vida incluyéndome. He pensado tanto en estas cosas. He pensado que puedo morir en cualquier instante y nadie amenazará a la muerte, nadie la injuriará por haberme arrastrado, nadie velará por mi nombre. He pensado en mi soledad absoluta, en mi destierro de toda conciencia que no sea la mía. He pensado que estoy sola y que me sustento sólo en mí para sobrellevar mi vida y mi muerte. Pensar que ningún ser me necesita, que ninguno me requiere para completar su vida.
Anoche hice fantasías sobre la inmortalidad. Me pensé destinada a no morir jamás. Me asusté mucho. No. Sólo la muerte da sentido a la vida. Esta verdad ha encarnado en mi. En suma, más que la angustia y la muerte, me preocupa mi carencia amorosa. Todo mi ser es un tenderse a..., temblorosa de amor, ávida de amar y amar. ¿Cómo no lo comprendí antes? ¿Cómo hube de pensar mi futuro exilando el amor?

Alejandra Pizarnik

19 sept. 2010

Anxiety

las palabras
se han enemistado
con mis manos.

te las llevaste
con tu imagen
intocable

¿y ahora cómo hago?

el corazón
ya no es tal
ya no late
ya no suspira.

en realidad
es la ansiedad que todo lo come
hasta mis versos.

llena de preguntas
y hambrienta de respuestas.

17 sept. 2010

Posibilidad

No me confundas. No me duelas. 
No todas las puertas son entradas. Algunas sólo dan al precipicio. 
Y yo no salto. YO NO SALTO, ¿ENTENDÉS? 
Ponete las alas de colores y vení a buscarme, o quedate solo. 

Soy TAN cobarde.

¿Qué querés? ¿Qué quiero yo? 
¿Importa?

No, ya no importa. 
Vos y yo no tenemos voz. 

No hay noche que pueda tapar el agujero entre nosotros.

13 sept. 2010

Domingo

Este es el precio de la libertad:
La cama individual,
la mesa solitaria que mira hacia la calle.
El cigarrillo como único compañero.

Este es el precio del poder, la soledad.
Nacer única. Morir sola.

Hoy me pesa. Es un constante levantar piedras y descubrir
que no está el tesoro escondido
bajo ninguna de ellas.

¿Cuántos caminos más
que no llevan a ningún lado?

¿Cuántos días más
mirar por la ventana
mientras la vida
sucede en otro lugar?

Todo le sucede a los otros. 

Es el precio.
Me construí como un animal
imposible de atrapar
me construí sin par
un as. 

Todo podría empezar en mí, pero soy sólo una.

9 sept. 2010

Padre.

Tenía alrededor de cinco años, llovía a cántaros y él me tapó con su remera. Era una remera verde, la puso sobre mi cabeza aún sabiendo que el esfuerzo era inútil. Lo miré con mis enormes ojos marrones oscuros y me miró sonriendo, tratando de animarme. Es mi primer recuerdo de amor. Tengo todavía esa sensación atrás de los párpados, soy capaz de rescatarla 17 años después.

Él es mi respuesta a muchas cosas, aunque siempre me cuesta encontrar las palabras para nombrarlo. En honor a sus 52 años, quiero afilar mi talento (si podemos llamar así a esto que sale de mis dedos cuando los pongo sobre el teclado) para hablar de él.

Hace 17 años que es la figura más imponente, compleja y adorada que tengo. Tal vez más, pero mi primer recuerdo de amor es ese de la tormenta. Algo hizo que yo fuera su compañera. Algo hizo que yo diera muchísimos pasos en su dirección. Soy su vivo retrato. 

Mi papá es muchas cosas. Muchas ni siquiera puedo expresarlas. Es el que me abrazó cuando vio mi corazón roto y me dio la enseñanza más importante de todas, la que me hizo fuerte: "Vicky, la gente a veces te va a traicionar y no podés hacer nada". Yo buscaba en mi pecho la culpa y él me la arrancó de las manos. Me dejó llorar y me salvó de muchas heridas. Es el mismo que hace pocos años se transformó adelante de mí en un signo de pregunta y una flecha en el pecho. Y pocos meses después en agua que se me escapaba de entre los dedos.

Es que soy su vivo retrato. No creo que haya nadie que entienda sus profundidades como yo. Su abismo, ese que marea y enloquece al que lo mira, es el mismo que nace en el medio de mi pecho. Él y yo pertenecemos a la misma nada, y la nada nos pertenece. Cuando lo miro a los ojos, como en ese recuerdo de hace 17 años atrás, sigo sintiéndome su compañera, designada por vaya a saber uno quién.

Y es a pesar de mucho. Dicen que uno no elige a su familia. Yo hubiera elegido la misma, pero más sana. Más luminosa. En él (como en mí) hay muchísima oscuridad. Tenemos en nuestras manos la capacidad de destruir. Empezamos por nosotros mismos y seguimos con el resto. Somos el thánatos sin frenos. Y duele. ¡Duele tanto! En mí, puedo soportarlo. Pero a él, quisiera salvarlo de todo esto. Quisiera saber que no piensa como yo, que no sufre como yo, que no sangran todas sus heridas todos los días.

Mi papá me duele como sólo pueden dolerte las cosas que amás. Mi papá fue la lección más grande de mis largos veintidós años. A mi papá no lo perdoné porque a quién se ama no se lo perdona. Se lo ama, y punto. No podría disculparte por hacerme quién soy.

Entonces, ¿qué decir? Como de toda mujer, mi papá es mi primer amor. Como primer amor, tuvo en su poder la capacidad de romperme el corazón. Pero también fue quien juntó los pedacitos cuando terceros en cuestión hicieron lo mismo. Yo me reconozco como nena de papá, soy la consentida, la caprichosa. Pero también soy la heredera de sus pasiones, de sus violencias, de sus fantasmas y de algunos de sus sueños: un libro, una casa lejos de la ciudad, San Lorenzo campeón.

Mi papá es muchas cosas. Muchísimas que ni siquiera puedo expresar. Mi papá es un sentimiento, ese que se despertó hace 17 años cuando lo vi cubrirme de la lluvia y que atravesó los avatares de 17 años de convivencia. Y sin embargo, tengo la certeza de que es amor eterno. Inexplicable, a veces feliz, otras doloroso, pero amor

Feliz cumpleaños, papá. Te amo.

6 sept. 2010

Roma Buenos Aires

No mirar el río nunca más
porque el río te nombra

el río es un inevitable
tiempo pasado.

Todos los caminos conducen a Roma
entendiendo Roma
como San Telmo
y el río de leones.
Roma es Independencia y Paseo Colón
Roma es la costanera de los porteños ricos.

Roma es el imperio que levantaste
en el medio de Buenos Aires.

¿y yo?

yo soy el exilio del poeta

las letras gritadas desde la frontera
que nunca llegarán a los oídos
de Augusto.

Mi traición fue
la confianza propia
Mi traición fue coronarte

y después te diste cuenta
de lo solitario que es el trono
La magia de la foto se la debo a LaSinnombre.
lo árido del poder

4 sept. 2010

Unborn.

Y si hubiera querido cambiar, hubiera sido en vano. Yo no sé cómo. Atrapada siempre en las mismas redes, caigo mil veces en una trampa hecha exactamente a mi medida.

Es que la trampa soy yo


misma.

Quiero palabras de verdad, de esas que llegan al alma, al cuerpo de la historia. Y se quedan a vivir. Ah, pequeña ambiciosa. Quiero decir vida y muerte, quiero decir día y noche, los conceptos agrupados desde siempre en mi cabeza, desde esa primera vez que dije que podía escribir un poema.

¿Pero puedo?

Soy la duda caminando. La lágrima en el precipicio del ojo que no puede hablar. No tengo voz todavía, es como no haber nacido

nunca.

¿A quién no le rompieron el corazón alguna vez? ¿Quién no lleva cicatrices como estandartes?

¡Pero yo las llevo como escudo!

Y si tuve alguna vez algo similar a una voz, fue un susurro que se quebró con la tormenta de calma. Yo me quedé quieta para no ser herida, y después vino la debacle. Pedí prestados versos, canciones, historias y novelas para contar mi identidad.

Mi identidad es un collage, no una pieza única.

¿Qué estás buscando?
¿Qué esperás encontrar?

Aquí no hubo, no hay y no habrá nada.

2 sept. 2010

Ideas

la soledad pisándome los talones
el orgullo roto
tantos vidrios
clavados en mis manos

Un único destino:
salir corriendo.

No tener
a quién cantarle
una canción.

Adentro
el abismo
el abismo tan en los huesos
tan en la mente.

Se acabaron los tiempos rosados
hoy soy tan gris
tan plana
tan estoica.

Me canso del espejo
me canso de la muñeca autómata.
me canso de ser siempre
lo que todos dicen.

Necesito ideas
nuevas.

1 sept. 2010

Herida

Mi cuerpo es una herida abierta
Cae la sal del mundo
sobre mí.

Arde.

¿Cuándo voy a morir
de dolor?
Pero dolor
auténtico
Dolor
propio.

¿Cuándo me voy a perder
en una historia
que sólo yo
conozca?

Adentro de mí
viven
mil personas.
Tal vez más.

¿Por qué no puedo
reír?