Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

28 abr. 2011

Diario íntimo

Querido diario:

¡Qué difícil se me hace escribir últimamente! Casi tanto como hablar, andar, sentir... Estoy en pausa constante. Físicamente pausada. Y la mente disparatada que no para de preguntarse cosas y más cosas y nunca se detiene.

Es muy difícil ser original cuando lo único que se contempla es el abismo. ¿Qué puedo decir que no sea:

silencio
vacío
muerte
ausencia?

Recuerdos de un pasado que no extraño.
Hoy extraño lo que todavía no construí. ¿Y cuándo va a ser? ¿Y con quién?
Sobre todo y con quién.

Nada de lo que tengo y nada de lo que puedo tener inmediatamente me satisface.
Me estoy yendo.

10 abr. 2011

Menos

No poder escribir
No poder contestar esa pregunta
que me hacían tan seguido
(dos años atrás)
No poder salir de un solo pensamiento
Encontrar sólo la carencia.

Y además
permanecer siempre
en silencio.

6 abr. 2011

Hesse.

Y en algún punto
esa persona que hace tantos años
(tantos)
me dijo
"Vos no sos como el resto"

tenía razón.

Yo soy un lobo estepario.

Tal vez sea hora de dejar la piel de serpiente
y ponerme la de lobo.



"Soledad era independencia, yo me la había deseado, y la había conseguido al cabo de largos años. Era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo espacio frío en el que se mueven las estrellas."
(El lobo estepario. Herman Hesse).

2 abr. 2011

Conciliación.

Existen dos
victorias posibles

puede triunfar
la noche sobre el día
el insomnio sobre la cama de dos

o tal vez
el verano sobre el otoño
el amor sobre el ego.




Un día vislumbré
la tercera opción:

La balanza.
Y las dos victorias se fundieron
en una sola.