Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

11 ago. 2008

random thoughts


Es como un golpe en la frente. Un momento estoy sentada en el sillón y al momento siguiente me encuentro embargada por la sensación de malestar. Como una araña de patas largas, peludas, que va tejiendo su red pegajosa sobre mis ojos. No hay como salir de acá. Me adhiero, me enredo todo el tiempo. Empieza a darme vueltas la cabeza, las ideas se tiran una y otra vez del trampolín y la pileta está vacía, siempre vacía. Hasta que se empieza a llenar de sangre. Obviamente, nunca tuya. ¿Es mía? ¿Todo este mal es mío?. Huele mal. El olor de la decadencia. Sangre negra. Verde. Violeta. Nunca nunca roja. Porque el rojo es el color de la pasión y yo parezco fosilizada.



La verdad es que no importa todo esto. no importa. no importo yo.


Basta.

No hay comentarios: