Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

8 mar. 2008

Cielo


La humedad con sus patas venenosas clavándose en mi ánimo. Tan gris como el cielo que no para de quejarse de nosotros, de tu ausencia, de mi silencio. No quiero más este gusto a plástico, a verano terminado, en la boca. Quiero sentir de nuevo lo que me hace llorar de alegría.

No hay comentarios: