Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

11 mar. 2008

Esta noche


Esta urgencia de extrañarte es tan típica de un lunes en el que te pienso, mi fantasma preferido, un lunes que vino luego de dormirme un domingo calculando palabras para decirte que jamás saldrán de mi boca, porque es cierto, mi amor, soy una cobarde. De esas, de las peores. Nunca más podré pararme enfrente de vos para decirte que hay que moverse o estrellarse. Moverse o seguir llorando. No puedo más con ésto, o dejo de amarte y me abro paso a nuevas sensaciones, o recomienzo este amor pero sin el odio, sin el rencor a flor de piel. Quisiera poder volver a escribir esta historia y hacerla con muchas menos espinas. Quisiera encontrarte esta noche en mi cama.

2 comentarios:

juan pi dijo...

cuanto me identifico

bruma nocturna dijo...

me tomé el atrevimiento de leerte, y esto acá escrito me conmovió y como dijo mi la persona aquí arriba: cuanto me identifico.

no hay nada más reconfortante que saber que no estamos solos en los sentimientos, es algo egoísta, lo sé, pero no puedo evitar sentirme mejor al leer en otros mi interior.

y dejando de lado mi yo, abrazo tu interior :)