Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

9 sept. 2009

"Estoy predicando existencia"


Si se pudiera simplemente decir
que vivimos.
Sólo
sujeto y vida
sujetos y existencias
Sin modificadores
ni circunstancias
Sin adjetivos imperfectos
Sin predicar otra cosa
más que la vida
que la existencia.

Existir sin tiempos
ni lugares
ni modos
sin objetos que nos afecten
directa o indirectamente.

Sujetos existiendo
y nada más.

Si pudiéramos aferrarnos a la vida
como viene
sin desesperarnos
sin hacerla compleja
y compuesta
de cosas que no son
el verbo (divino)

no estaríamos esta noche
reclamándonos
ausencias
extrañando todo lo que somos.

Porque lo que somos
(o lo que fuimos)
es más simple
más primitivo

pero lo perdimos.

1 comentario:

nicolás pazos dijo...

Hay un poema de Gelman que dice:

"per/dimos la sencillez de paco, la tristeza de haroldo, la lucidez de rodolfo..."

Pero lo lindo es eso de que algo de lo que no está, de lo que se perdió, fue dado...Habría algo de voluntario en esa pérdida, porque eso que se dio podría cambiar el mundo...En fin te digo esto porque en algún punto estaría bien haber aperdido algo de esa cosa primitiva. La dimos a cambio de la palabra que nos alimenta el alma y los pensamiento...Pero creo que no la dimos del todo...Creo que lo primitivo nos acecha y nos envuelve con sus mudas palabras...

Que lindo que es palabariar no?