Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

10 ago. 2010

Ceniciento

Te recorre una sombra por la nuca
por ese hueco entre tu nuca y tu cuello,
te recorre serpenteando cosquilleos
los hombros
tu columna.
Se retuerce, te dibuja,
se entrelaza con tus dedos
la cintura
tus alas.
Una sombra exhalada por tus labios.
Rojos, ansiosos labios
respiran nubes de tormenta.
No a la calma.
No al día.
Una sombra por tu espalda jugueteando
invitándote a iniciar vuelos
a activar tempestades.

4 comentarios:

GalaxyBedroom dijo...

Somos parecidos Vicky, y no se si eso es bueno xD jajaja, me gusto Ceniciento mucho sentimiento compartido :)

China dijo...

Que inspiración, meu deus !

Oscuro dijo...

muy bueno!

DeB dijo...

No a la calma.

Y si es una tempestad de silencios, que viaja dormida y trae consigo nada?

No hay nada más ruidoso que el silencio. Tiene un ruido vacío. Como una tormenta, pero de esqueletos.

:))

beso!