Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

3 jul. 2009

Zoológico

gatos ansiosos en el tejado
polillas estoicas en la hoguera
dos perros famélicos
disputándose un hueso.
Un hombre memorable
envase perfecto para la tragedia
Una mujer gris
espacio abierto a la noche.
silencio invierno
los pies se tocan después del café
sonríen miedo
reconocidos rivales
Ella tirita calor
Él suspira precaución.
lamen la comida pero no la tragan
estiran la mano pero no se tocan
los ojos acarician
abren la boca repleta de besos.

Estallan
en ira y paz
tormenta y piel.

No hay comentarios: