Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

20 jul. 2009

El Cobarde (más conocido como el peor de todos)


Vamos a empezar con los tapones de punta. Voy a hablar del hombre cobarde. Si me preguntan a mí, un hombre cobarde es el peor de todos. También lo podés conocer como "el que se come los mocos", "el maricón" (sin que esto indique nada referido a su sexualidad), etc, etc, etc.

Pero ampliemos este bello concepto del hombre cobarde, ampliémoslo.

¿Cómo reconocer al hombre cobarde? Es un histérico de primera. Profesional en todo lo que se refiera a jugarretas, histeriqueos, dobles sentidos, insinuaciones, etc. Sí, el hombre cobarde es ese que te levanta la ceja, te guiña un ojo, hace comentarios sobre lo buena que estás, se te queda mirando con una sonrisa picaresca en la cara en medio de un silencio insostenible. Es el mismo que te lleva a cenar despreocupado, que distraído te mete en un bar con luces de velas, o en una plaza paradisíaca de Buenos Aires. El cobarde es ese, sí, sí, estás leyendo bien, ESE.
Claro que sí, es el mismo que te tapa con su campera cuando tenés frío, que en los viajes en bondi compartidos te pasa el brazo por los hombros con disimulo, que te acompaña a ver espectáculos a los que nadie más te acompañaría.

Sí, es un galán. Sin duda. Está más que seguro de todos sus atributos, sabe qué caminos conducen a Roma y vos entrás como un caballo. Vas sonriente, súper arreglada, vestida de muñequita de torta a cuanto lugar tengan en común. Le sonreís, le guiñás el ojo, lo invitás a eventos extraordinarios, hasta te prendés vos también con el doble sentido. Porque hagámonos cargo, a las mujeres nos encanta jugar. Nos encanta seducir y ser seducidas. NOS ENCANTA EL HISTERIQUEO. Todo ese juego previo nos fascina, a todas y a cada una de nosotras. Así que sí, como ganado este hombre nos lleva y nosotras enceguecidas lo seguimos, lo seguimos, lo seguimos...

... y lo seguimos ...

porque acá es donde se devela el hombre cobarde: nunca pero NUNCA se va a hacer cargo del histeriqueo. JAMÁS. ÉL NUNCA VA A DAR EL PRIMER PASO. Vas a salir con él una, dos, tres, veinte veces y nunca te va a dar ni un beso.

¿Y qué pasa si vos le das un beso? Bueno, sí. Ahí sí, te va a corresponder, sin duda. Pero tres días más tarde va a caer en explicaciones estúpidas, odiosas e innecesariamente dañinas del tipo: "Mirá que si estás con otro a mí no me va a molestar", "No quiero que las cosas se enrarezcan entre nosotros", etc. Estoy segura de que sabés a lo que me refiero. Y vos lo vas a querer matar, sí, yo te entiendo. Yo también lo quise matar. Todas esas explicaciones prematuras, indican una sola cosa:

EL TIPO NO SE LA BANCA.

Otra forma de resolución posible es que vos no le encajes un beso. Pero claro, después de meses de sufrir el histeriqueo constante, llega un día en el que ya estás al borde del encabronamiento y lo apurás. De palabra. Le mandás un sms, un msj al Facebook, o por msn. Si, se lo decís con todas las letras que le querés dar y sanseacabó. Mientras esperás la respuesta de él, elegís ropa bien sexy, te cepillás los dientes y te depilás de urgencia, segura de que te va a decir que en cinco minutos te espera en el telo más cercano. Pero, ¡OH, SORPRESA!, el tipo se lava las manos. "No, nosotros somos amigos linda", "Yo si fuera por mí te doy, pero no da porque se pondrían raras las cosas", etc, etc, etc, etc.

Y vos lo querés matar. Y sí, yo también lo quise matar. Es el peor de todos. Si nosotras hiciéramos algo así, ellos tienen un término para describirnos: "calientapava" (y pongo la forma sutil de decirlo, sabemos que usan otra palabra con P). Ahora ellos son re precavidos y probablemente hasta utilicen la carta de "No quiero que se caguen las cosas mal y no volvamos a hablar nunca" ¬¬.

POR LO TANTO (sí, sí, señor director, ya redondeo la idea, no me apure), si conociste a un hombre cobarde, espero haberle hecho honores a tu experiencia. Y si no lo conociste, pero creés estar conociéndolo: CORRETE. Creeme, no querés estar en ese lugar. El tipo es así, cuando está aburrido te histeriquea un poquito, pero que te quede claro, nunca NUNCA va a dormir con vos.

2 comentarios:

mauro.santelli dijo...

Hmm, no, me pasaste el link y no sé que decir al respecto en absoluto. No entiendo a la gente.

Aunque esta divertidamente escrito, podria ser una comedia o algo asi.


M

Anónimo dijo...

wau encaja con el tipo que estoy conociendo y la verdad que si histeriquea a todas en su FB! mejor sigo mi camino y no me enamoro!!..me ahorro lagrimas y un monton de pañuelitos descartables!!! me gusto tu articulo!! =) CARITO ARG