Cuando sufro no me aburro, cuando sufro vivo intensamente y mi vida es interesante, llena de emociones y peripecias. En verdad, sólo vivo cuando sufro, es mi manera de vivir. Pero algo en mí no quiere sufrir. Alejandra Pizarnik.

13 feb. 2008

Traspapelada II


Me surgen las ideas como caracoles, o serpientes que se van deslizando por mi cuello, ajustándose cada vez más.


No hay comentarios: